Acerca de…

¡Bienvenido!

IT’s Easy! Es un blog en que se tratan de abordar temas relacionados a la informática cotidiana de una manera accesible, utilizando un lenguaje sencillo y recursos didácticos para transmitir conceptos de manera efectiva.

La audiencia objetivo de estas publicaciones son personas que no están adentradas en el área de la Informática pero que se valen de las Tecnologías de la Información para realizar sus deberes laborales, para cumplir con sus tareas e investigaciones en el campo estudiantil o simplemente para momentos de ocio y entretenimiento. Sin embargo, es posible que personas del area de la Informática o ramas afines se encuentren interesados en algunos de estos recursos.

Yo entiendo muy bien que el area de la Informática está llena de terminología extraña, palabras en inglés mezcladas entre el idioma español, abreviaturas crípticas y conceptos abstractos que resultan intimidantes para cualquiera. Como en cualquier área profesional, a más especialización, más críptica se vuelve la jerga.

No ayuda mucho que las personas que tienen conocimiento al respecto suelen olvidar qué tanto les costó aprender lo que saben, y tratan de manera despectiva a quienes piden un consejo o una explicación sobre algo que ellos consideran como “básico”. Nadie nace sabiendo, y nada se gana siendo mezquino con el conocimiento.

Todos los artículos tratan de explicar los conceptos de manera breve pero suficientemente fundamentada. Además, todos ofrecen una sección de resumen, para quienes van de paso y están apurados o solo quieren una breve recapitulación 🙂

Sobre el nombre del Blog

“IT’s Easy!” Es un juego de palabras en inglés, no es un error gramatical como algunos podrían creer. Es el resultado de combinar la frase “It’s Easy!” (que significa “¡Es fácil!” en inglés) con la abreviatura de la palabra “Informática” en inglés:

IT = Information Technology

¿Y por qué en inglés?

Hay que aceptar el hecho de que se utilizan muchos anglicismos cuando se habla de tópicos de informática en español. Esto es muy dificil de cambiar y en realidad tiende a ser más prevalente con el pasar del tiempo.

Creo que es una cuestión de practicidad, ya que muchos términos:

  • No tienen una traducción formal o ámpliamente aceptada por la industria
  • Son más ambiguos al ser traducidos, y la ambigüedad es el enemigo en informática
  • Terminan siendo más largos en español.

Uno de los anglicismos que suelo tomar prestado es omitir los signos de interrogación y admiración de apertura. En inglés estos no existen.

En fin, aquí venimos a compartir conocimiento práctico y consejos practicables. Si bien se aceptan comentarios y críticas constructivas, fanáticos de formalismos estrictos favor abstenerse 😛